Afina tu radar. Ojo con las falsas alarmas #habitolunes (XVI)

Evalua las urgenciasEsta semana por diferentes circunstancias el #habitolunes ha devenido en #habitoviernes. Ruego me disculpéis.

En este post vamos a empezar a implementar los hábitos de la parte de hacer. Hasta ahora hemos ido construyendo el sistema, nos hemos asegurado de que se va a mantener confiable, que es la base para que sea usado, y ahora vamos a darle el sentido para el que esta ideado, Hacer (o no hacer, según se mire).

El uso de este método define 2 nuevas formas de hacer que se unen a la que ya estamos acostumbrados:

La forma de trabajo a la que estamos acostumbrados es el trabajo según surge. Este es el trabajo que realizamos al trabajar de forma reactiva, es decir, lo primero que se nos ocurre, o lo que me mandan otros de repente con mucha urgencia, y que a veces luego descubrimos que no era tan urgente, o peor aun, que no era necesario.

En la metodología GTD se proponen otras 2 formas de trabajar, que para un trabajador del conocimiento deben suponer las formas habituales de trabajar, relegando la antes mencionada a una forma excepcional de trabajo.

Estas 2 nuevas formas de trabajo son:

  1. Definir el trabajo: Definir el trabajo coincide con los 3 primeros pasos de GTD.
    • Capturar
    • Procesar
    • OrganizarEl valor en el trabajo del siglo XXI es decidir que vamos a hacer, y consecuentemente, lo que no vamos a hacer. Esta nueva forma de trabajo por tanto supone el elegir y agrupar con sentido todos aquellos elementos que entran en nuestro sistema. Al contrario de lo que a priori pueda parecer, no es un trabajo adicional puesto que si lo realizamos de manera correcta supone una inestimable ayuda en la que debe ser la manera de hacer del trabajador de conocimiento.
  2. Hacer el trabajo ya definido: El hecho de que se den varias circunstancias en el trabajo del siglo XXI, como son que tenemos mas trabajo que tiempo, y que no esta claro que trabajo hay que hacer, ni cuando estará completado, hace fundamental definir el trabajo como paso previo a la manera adecuada de hacer, hacer el trabajo previamente definido, para conseguir hacer de manera más eficiente.

Por lo tanto, para conseguir eficiencia, incluso con las urgencias, plantéate capturarlas, déjalas enfriar, como dice mi compañero y amigo Antonio José Masiá, procésala, organízala, y entonces actúa con ella. Te sorprenderá la cantidad de falsas urgencias con las que tratas todos los días.

Que tengas buena semana, o lo que queda de ella.

By | 2016-04-22T11:32:04+02:00 9 octubre, 2015|Categories: Efectividad|Tags: , , , , |1 Comment

One Comment

  1. […] gusta trabajar así, eres de las personas que realizan el trabajo según surge, tal y como explico aquí. En ese caso, no es necesario que cambies nada y puedes dejar de leer este […]

Puedes dejar un comentario