Errores al poner en marcha GTD 02: GTD solo es para el trabajo

GTD trabajo«Si fuera capaz de organizarme en mi trabajo, todo lo demás marcharía sobre ruedas.»

Esta frase es continuamente repetida por aquellos profesionales a los que el día a día de su trabajo les desborda. Y no les falta parte de razón si tenemos en cuenta que una gran parte de su vida la dedican a sus obligaciones profesionales pero, ¿Es que acaso no afectan los problemas que hay en casa en el desempeño profesional? ¿No es cierto que si tienes que hacer alguna tarea cuando llegues a casa, esta tarea te rondara por la cabeza en el trabajo durante todo el día sin permitir que te concentres en las tarea que en ese momento tienes que hacer?

Es importante tener en cuenta que solamente tenemos un cerebro, y con ese cerebro realizamos nuestras actividades profesionales, de ocio, personales, familiares y en general todas las que realizamos. Parece por tanto, fácil intuir que existe una conexión entre todas ellas y que la desorganización de unas provocara irremediablemente fallos en todas las demás, sean del tipo que sean. Una vez hecha la advertencia de que el cerebro no es el mejor lugar para almacenar las tareas, hemos de decir que separar las tareas profesionales de las de cualquier otra índole además de ser difícil es tremendamente improductivo.

Tenemos varios motivos para no separar nuestras tareas profesionales de las de cualquier otra índole:

 

1: Nuestro cerebro no clasifica las tareas según el ámbito, por lo que aunque no tengas en cuenta las tareas no profesionales no podrás evitar que recurrentemente te vengan a la cabeza.

2: Vas a desaprovechar las oportunidades de resolver ciertas tareas que por su condición pueden ser resueltas en ciertos contextos, es decir, hay cuestiones profesionales que se pueden resolver de forma sencilla en un tiempo de ocio, y que por separar se te puede hacer mas difícil resolver.

3: Los aspectos no profesionales también requieren algún tipo de gestión, que si llevas de otra manera tendrás que gestionar, con las complicaciones que suponen tener diferentes sistemas de gestión.

Podemos concluir que GTD es un sistema integral, y que si se usa a medias, los resultados que obtendrás serán a medias y por lo tanto estarás desaprovechando todo el potencial del sistema y corres gran riesgo de que el sistema falle. Utilizarlo de forma global para todas tus tareas no solo te hará mas productivo sino que te liberara del stress de formal global.

By | 2016-04-22T11:57:42+02:00 26 enero, 2015|Categories: Efectividad|Tags: , , , , |0 Comments

Puedes dejar un comentario