Hablando de compromisos (I)

CompromisoHay 3 cosas que no vuelven atrás: La fecha lanzada, la oportunidad perdida, y la palabra pronunciada. (proverbio chino)

La historia humana, hasta donde la conocemos, es una historia lineal. No podemos volver en el tiempo, seguimos un cronograma de acontecimientos.

Esta circunstancia es muy útil en materias como el derecho o la economía para distintos aspectos. En derecho, por ejemplo, la cronología de las muertes de distintas personas, como un padre y un hijo, son fundamentales para determinar, entre otros, quien ostenta el derecho a suceder al fallecido, y debido a esto aparecen figuras como la premoriencia y la conmoriencia para establecer criterios que permitan dirimir conflictos en los casos de duda.

De igual manera en economía se establecen criterios como el LIFO o el FIFO, para determinar que stocks deben salir primero de un inventario, si los primeros que llegaron o los últimos que entraron. Este sistema también se tiene en cuenta en otros ámbitos de la vida tan cotidianos como el turno de espera para comprar el pan, donde concretamente se suele utilizar el método FIFO. Las llamadas «colas» de los distintos comercios tradicionalmente han venido utilizando este método como forma habitual de ser gestionada. En algunos lugares están implantando un sistema de espera que pondera diferentes parámetros como el tiempo que hace que llegaste, el tipo de trámite a realizar, o lo buen cliente que eres.

Establecer una metodología tiene sentido en otros ámbitos, como el de la gestión de los compromisos, pero llegados hasta aquí merece la pena que nos preguntemos

¿Qué es un compromiso?

¿Que tipos de compromisos tienes?

¿Crees necesario gestionar tus compromisos?

¿Que método utilizas para gestionar tus compromisos?

A lo largo de próximos post seguiré hablando del concepto de compromiso y distintas formas de gestionarlo.

Que tengas buena semana. Nos vemos en las redes.

 

By | 2018-10-10T04:58:35+02:00 2 octubre, 2018|Categories: Compromisos|Tags: , |0 Comments

Puedes dejar un comentario