Haz lo que sepas, con lo que tengas, allí donde estés

quemar naves

Haz lo que sepas, con lo que tengas, allí donde estés

Theodore Roosevelt

 

Parece no estar claro el origen de la frase «Quemar las naves». Las 2 versiones más aceptadas, con parecidos significados, se atribuyen a Hernán Cortés durante la conquista de México y a Alejandro Magno al llegar a la costa Fenicia.

El objetivo de quemar los barcos con los que habían llegado hasta allí no era otro que disponer de una buena razón para seguir adelante. En el caso de Alejandro Magno, el objetivo era enfocar a sus hombres en el único objetivo de avanzar hacia un enemigo que les triplicaba en número, porque la única manera de avanzar era hacerlo en los barcos del enemigo.

Vivimos en una época donde todo cambia muy deprisa. Ese continuo cambio puede ser visto como una amenaza a lo ya conseguido, o como una oportunidad de evolucionar y reinventarse cada día. Uno de los principales lastres y creencias limitantes con los que solemos encontrarnos es precisamente ese miedo a perder. A veces es necesario algo de ligereza, asumir retos y, sobre todo, tener en cuenta que cada día hay menos cosas seguras. Todo cambia, todo evoluciona muy rápido y lo que ayer era seguro hoy está obsoleto.

En mi experiencia, uno de los hábitos de GTD® que más me ayuda a fomentar esa necesidad de seguir creciendo es el de utilizar los contextos. Elegir con confianza lo mejor que puedo hacer en cada momento supone para mí una liberación que me ayuda avanzar.

En GTD® se piensa para decidir una sola vez, y es durante la fase de  aclarar el significado de aquello que has capturado. Una vez que has pensado y decidido qué hacer y qué no, en el día a día eliges qué hacer en cada momento. La elección sobre qué hacer para avanzar con aquello que ya decidiste con anterioridad no es al azar, sino que se lleva a cabo en función de una serie de criterios limitantes (lugar, herramienta, persona, tiempo disponible y energía disponible). Este proceso de filtrado gradual te ayuda a priorizar mejor y a ejecutar con confianza el resultado de tu elección, sabiendo que es precisamente eso – y no ninguna otra cosa – lo que tiene más sentido hacer en ese momento. Para mí, una confianza clave para avanzar hacia el futuro.

Y tú, ¿Cómo avanzas en el día a día?

By | 2017-10-25T20:35:24+02:00 25 octubre, 2017|Categories: Efectividad|Tags: , , |0 Comments

Puedes dejar un comentario