Compromisos

Hablando de compromisos (II)

CompromisosDefinición de compromiso

Para delimitar el concepto de compromiso vamos a buscar las diferentes acepciones que nos devuelve el la RAE, son 7:

1. m. Obligación contraída.

2. m. Palabra dada.

3. m. Dificultad, embarazo, empeño. Estoy en un compromiso.

4. m. Delegación que para proveer ciertos cargos eclesiásticos o civiles hacen los electores en uno o más de ellos a fin de que designen el que haya de ser nombrado.

5. m. Promesa de matrimonio.

6. m. Der. Convenio entre litigantes, por el cual someten su litigio a árbitros o amigables componedores.

7. m. Der. Escritura o instrumento en que las partes otorgan un compromiso.

 

En estas definiciones, las 5 primeras, son las que la mayoría podría haber respondido al ser preguntados por el concepto compromiso.

La sexta definición, a pesar de no ser la que más habitualmente puede aparecer en un primer momento al pensar en la definición de compromiso, es la que encierra el origen del significado del termino.

Análisis etimológico

Desde el punto de vista etimológico compromiso viene del latín compromissum, un acuerdo para cumplir con los designios de un árbitro. podemos ahondar un poco más si analizamos sus raices al descomponer la palabra:

  • El prefijo «con» (entero, junto, por completo), que cambia a «com» cuando está antes de «p»
  • La palabra «promissus» (promesa), que se compone de
    • Prefijo pro- (hacia delante, a la vista)
    • La raíz missus (enviado, mandado)

 

Conclusiones

Una vez realizado el análisis se pueden obtener algunas conclusiones interesantes atendiendo a las raíces del término:

  1. El compromiso es una institución creada como una promesa u obligación entre partes, puesto que las obligaciones se generan con terceros. De hecho cuando en derecho, por cualquier circunstancia, se confunden el obligado, con el beneficiario de la obligación, esta desaparece. Por ejemplo, si yo tengo un piso en alquiler en el que estoy obligado a pagar una renta, y compro el piso, pasando a ser a la vez el que paga y la que cobra la renta, esta obligación desaparece. Sería descabellado obviar la existencia del concepto «compromiso personal», pero a pesar de existir, debe ser tratado de diferente manera.
  2. El compromiso se hace a futuro, esto parece evidente, pero la determinación del tiempo es fundamental para establecer el tipo de obligación que hay detrás de dicho compromiso. Existen varios tipos de compromiso con respecto al tiempo:
    1. Compromisos para hacer antes de un tiempo determinado.
    2. Compromisos en hacer en un momento determinado.
    3. Compromisos para hacer a partir de un tiempo determinado.
    4. Aquello para lo que no existe un tiempo para ser cumplido. En este caso, podemos decir que no existe compromiso.
  3. el COMpromiso ha de ser COMpleto, pues si no hay un compromiso completo con respecto a la obligación, esta no se ha cumplido. Al adquirir obligaciones, todo lo que no sea cumplimiento completo, puede dar lugar a controversias y litigios. Si te has obligado con otro a entregarle 2 objetos, no cumples entregando solo uno, o entregando 2 diferentes. A este respecto es necesario tener en cuenta dos circunstancias:
    1. Delimitar el compromiso de forma precisa para tener claro que hay que cumplir exactamente,
    2. Cumplir dicho compromiso de forma completa.

 

By | 2018-10-10T04:57:47+02:00 9 octubre, 2018|Categories: Compromisos|Tags: , |0 Comments

Hablando de compromisos (I)

CompromisoHay 3 cosas que no vuelven atrás: La fecha lanzada, la oportunidad perdida, y la palabra pronunciada. (proverbio chino)

La historia humana, hasta donde la conocemos, es una historia lineal. No podemos volver en el tiempo, seguimos un cronograma de acontecimientos.

Esta circunstancia es muy útil en materias como el derecho o la economía para distintos aspectos. En derecho, por ejemplo, la cronología de las muertes de distintas personas, como un padre y un hijo, son fundamentales para determinar, entre otros, quien ostenta el derecho a suceder al fallecido, y debido a esto aparecen figuras como la premoriencia y la conmoriencia para establecer criterios que permitan dirimir conflictos en los casos de duda.

De igual manera en economía se establecen criterios como el LIFO o el FIFO, para determinar que stocks deben salir primero de un inventario, si los primeros que llegaron o los últimos que entraron. Este sistema también se tiene en cuenta en otros ámbitos de la vida tan cotidianos como el turno de espera para comprar el pan, donde concretamente se suele utilizar el método FIFO. Las llamadas «colas» de los distintos comercios tradicionalmente han venido utilizando este método como forma habitual de ser gestionada. En algunos lugares están implantando un sistema de espera que pondera diferentes parámetros como el tiempo que hace que llegaste, el tipo de trámite a realizar, o lo buen cliente que eres.

Establecer una metodología tiene sentido en otros ámbitos, como el de la gestión de los compromisos, pero llegados hasta aquí merece la pena que nos preguntemos

¿Qué es un compromiso?

¿Que tipos de compromisos tienes?

¿Crees necesario gestionar tus compromisos?

¿Que método utilizas para gestionar tus compromisos?

A lo largo de próximos post seguiré hablando del concepto de compromiso y distintas formas de gestionarlo.

Que tengas buena semana. Nos vemos en las redes.

 

By | 2018-10-10T04:58:35+02:00 2 octubre, 2018|Categories: Compromisos|Tags: , |0 Comments