Jornadas

XI jornadas OPTIMA LAB: Cambiando de horizonte

XI Jornadas OPTIMA LABLos días 11 y 12 de septiembre hemos celebrado las Xi jornadas OPTIMA LAB. Poco más puedo añadir que no hayan dicho ya David, Jordi, José Miguel o Paz en sus crónicas.

Para mí las jornadas son la oportunidad de cambiar de horizonte de forma consciente, la oportunidad de ver desde arriba todo el camino recorrido, y vislumbrar todo lo que queda por recorrer.

Por otro lado, estas jornadas son las primeras que realizamos fuera de la península, y el trabajar en base a horarios europeos, también ha sido una experiencia interesante de la que me llevo interesantes aprendizajes. Las jornadas, en lo personal, suponen una importante evolución en la red que se irá concretando en los próximos meses.

Esta todo por hacer, pero los cimientos sobre los que construir son sólidos y fuertes.

GTD® Conference 2018

 Sin tiempo de deglutir, lo que semanas después están generando las XI jornadas, participamos en la GTD® Conference 2018. En mi primera participación en una GTD Conference he podido ser consciente de la dimensión de la comunidad GTD en los 5 continentes. No cabe duda que en menos de 2 décadas, GTD® se ha convertido en el nuevo estándar de la productividad personal.

Durante el primer día tuvimos la oportunidad de conocer el nivel 3 de formación GTD® oficial «Focus & Direction», de la mano de David Allen.

También pudimos analizar la perspectiva global, el intercambio de buenas prácticas, y el análisis estratégico del último año a nivel global, que confirman la buena dirección emprendida en OPTIMA LAB, y todo lo conseguido en muy poco tiempo.

La GTD® Conference reafirma mi sensación de las jornadas de que, aunque queda mucho por hacer, los cimientos son firmes, y en temas de efectividad hacen bueno el viejo “aforismo Colon” que decía: “Busque, compare, y si encuentra algo mejor, ¡Cómprelo!”

By | 2018-09-25T21:28:45+02:00 25 septiembre, 2018|Categories: Efectividad|Tags: , , |0 Comments

X jornadas OPTIMA LAB: Algún día las reuniones serán así

 

X jornadas OPTIMA LABY llegaron las X jornadas OPTIMA LAB, que se han desarrollado como suele ser habitual en El Escorial, los días 11,12 y 13 de enero. Estas jornadas no nos han acompañado AJ, Jero, ni Jesús, que unos meses atrás abandonaron la red, y a los que deseo la mejor de las suertes en sus nuevos proyectos. Seguimos en contacto, y aunque nuestros caminos profesionales se separan, la amistad y la experiencia vivida estos años es indeleble.

Estas jornadas me han ayudado a clarificar algunas cuestiones sobre la senda hacia la excelencia en el ámbito de la formación. La excelencia, que no el perfeccionismo, es un camino para el que, además de la práctica, es necesario trabajar la técnica. En estas jornadas hemos trabajado a nivel de red, la mejora de la técnica de la mano de Mónica Galan y David Barreda. Además de validar algunas practicas que ya tengo interiorizadas, han sido un descubrimiento, algunas cosas nuevas que incluir en la mochila. Queda campo de mejora por delante.

Hemos dedicado un tiempo a revisar el origen de la red, analizar nuestros pasos, y definir el rumbo. El 2018 se presenta apasionante.

Estas jornadas, además del trabajo de red, para mí han sido unas jornadas de trabajo personal de revisión profunda. A lo largo de este año enfrento un proceso evolutivo personal de calado, cuyo punto de partida se inicia ahora, y que las jornadas me han ayudado a validar. Queda mucho por hacer, pero vamos por el buen camino.

Una de las cuestiones que  a pesar de llevar X jornadas sigue llamándome la atención en todas las jornadas es la forma efectiva de trabajar en grupo,sin agenda, que a pesar de ser ya cotidiana, no deja de ser sorprendente por lo poco habitual que es en el ámbito organizativo. Estoy convencido de que algún día las reuniones serán así. Seguiremos trabajando porque así sea.

By | 2018-01-24T09:05:25+01:00 23 enero, 2018|Categories: Sin categoría|Tags: , |0 Comments

IX jornadas OPTIMA LAB: El poder de la revisión periódica

“Si a la larga somos los artífices de nuestro propio destino, a corto plazo somos cautivos de las ideas que hemos engendrado.”
                                                                                                                                                                             Friedrich August Von Hayek

 

Una de las ventajas de la revisión en GTD es que actualiza tu sistema para tener confianza de que todo está bajo control.

En mi experiencia, además es un buen momento para ver que ha pasado desde la última revisión, que cosas he hecho, cuales están pendientes todavía, y cambiar un poco el rumbo, en caso de  ser necesario. De alguna forma es empezar de nuevo.

En las jornadas OPTIMA LAB ademas,  la revisión es compartida con mis compañeros Antonio José, David, Jerónimo, Jordi, José Miguel y Paz. La revisión que hacemos en OPTIMA LAB, me sirve posteriormente para revisar el resto de mis áreas. Además de engrasar la máquina, este suele ser un buen momento para cambiar piezas, algunas por desgaste y otras para mejorar las que había. Estas jornadas han sido uno de esos momento de cambio de piezas intensivo, tanto en OPTIMA LAB como en el resto de mis áreas. Tras unas semanas de puesta a punto comienzan las primeras pruebas, convencido de que la mejora merece la pena. Hay que hacerse al nuevo sistema, pero en las vueltas de calentamiento me empiezo  poco a poco a encontrar cómodo, todo parece indicar que vendrán buenos resultados.

Es necesario seguir probando, cambiando y mejorando, pues el cambio es continuo, y no termina nunca.

En otro orden de cosas, estas jornadas han servido para volver a ver a Jesús en persona y renovar material fotográfico de la mano de Xavier Vila, que además de buen fotógrafo en lo personal me ayudo a descubrir algunas cuestiones de imagen que sin duda me van a ser útiles en el futuro. También contamos con la inestimable ayuda de Cristina García de Quesada intentando compensar, con sorprendente éxito, aquello que a algunos, la naturaleza no nos dio.

 

VIII Jornadas OPTIMA LAB: Revisando creencias

VIII Jornadas OPTIMA LABEn el último post del año anterior mis deseos de año nuevo eran “ser crítico con lo que aprendes, con lo que lees, con lo que crees y con tus propios hábitos”. Intentando evitar caer en el dicho castizo de “consejos vendo, para mí no tengo”, lo primero que he hecho, siguiendo la praxis artesana, es experimentarlo en primera persona.

En las VIII jornadas OPTIMA LAB, que hemos celebrado los pasados 12 y 13 de enero en el Escorial, hemos tenido la primera oportunidad colectiva de revisar nuestras creencias. Revisar aquello que crees te ayuda a cambiar lo que haces, modificar tus hábitos y, por tanto, nos ayuda a evolucionar como personas y como red. Es un ejercicio de humildad, honestidad y deseo de mejora. No es primera vez que lo hacemos, ni necesitamos unas jornadas para hacer revisión, pero una de las cosas que favorecen los encuentros presenciales es el de reafirmar aquello que va bien, como es el trabajar sin agenda, y revisar aquello que entendemos que tiene margen de mejora. Como en casi todo, en la raíz del asunto suele estar el problema y, por supuesto, la solución.

En estas jornadas el asunto a revisar ha sido nuestra relación con los receptores de nuestras propuestas de mejora de la efectividad. En una interpretación errónea de esfuerzo artesano por ser respetuosos con los receptores de nuestras soluciones a lo largo de este tiempo, hemos sacrificado parte de nuestra comunicación con ellos. La clave de esta revisión la aportó sin duda Jordi Fortuny, la nueva incorporación a la red. Nuestro exceso de celo por ser respetuosos no puede dejar a un lado el acercarnos de manera genuina a proponer soluciones a un problema real, como es la escasa efectividad. Teniendo el respeto suficiente, y acercándonos con interés genuino para plantear soluciones, es donde se encuentra el punto óptimo para la comunicación artesana.

En todas las jornadas contamos con personas ajenas a la red, que nos aportan una visión diferente sobre algún punto que queremos revisar, y que nos ayudan a evitar caer en el pensamiento de grupo. En esta ocasión, aunque no había nadie de fuera de la red, Jordi nos ha aportado una visión fresca sobre un tema que va a ser uno de los ejes este año 2017, el año de la efectividad para OPTIMA LAB. Buscando el punto medio de acercamiento genuino para plantear soluciones de manera no invasiva, o como diría Eugenio Molini, cambiando el mundo sin hacer daño, vamos a llevar a cabo diferentes acciones para la transformación en el ámbito de la efectividad personal. Esto es para nosotros lo que Paz Garde ha bautizado como Responsabilidad Social Artesana (RSA).

2017 va a suponer un viaje apasionante, en el que ya estamos subidos los nodos de la red, Antonio José, David, Jerónimo, Jesús, Jordi, José Miguel y Paz. Te invito a acompañarnos.

VII jornadas OPTIMA LAB: Experiencia Productiva en red

VII jornadas OPTIMA LABDel 22 al 24 del pasado septiembre volvimos a reunirnos los miembros de OPTIMA LAB, como ya empieza a ser tradición en el Euroforum de San Lorenzo del Escorial. A pesar de que ya son varias jornadas en las que nos presentamos sin un calendario definido de tareas, no deja de sorprenderme la potencia que tiene el hecho de no planificar el trabajo en el tiempo, y organizarlo en base a los criterios de tiempo disponible, energía, y en última instancia, prioridad. Tal y como se plantea en Gettings Things Done (GTD), teniendo en cuenta que la premisa del contexto, que son las jornadas, ya estaba definida. Digo que no dejo de sorprenderme, porque a pesar de esa indefinición tradicional a la que las organizaciones están acostumbradas, hemos conseguido avanzar trabajo y tareas como no había visto en ninguna de las organizaciones en las que he participado, y además cada vez lo hacemos de manera mas efectiva. Todavía hay muchos que siguen operando bajo los viejos cánones de la gestión del tiempo, y demás trucos y secretos ancestrales. Lo más provechoso de estas jornadas para mí, sin duda es que todo aquello que defendemos, lo hemos contrastado puesto a juicio, y validado, no solo a nivel individual, sino también como grupo. Por este motivo, estando plenamente convencidos de lo que hacemos, nos hemos marcado como reto, que para OPTIMA LAB 2017 sea el año de la efectividad. Tras 7 jornadas presenciales, e innumerables jornadas online de trabajo, tanto síncrono como asíncrono, ha llegado el momento de mostrar de manera abierta, aún más si cabe de lo que ya lo hacíamos, todo aquello que vamos descubriendo en base a nuestra propia experiencia. Tendréis más noticias muy pronto.

Las jornadas, una vez mas, han dado para mucho. Hemos continuado pivotando en el desarrollo del trabajo en red basado en los roles de Belbin, puesto que aunque hay mucha experiencia acumulada, nos mantenemos en beta permanente para mejorar tanto a nivel individual, como de red.

Ha habido oportunidad de avanzar en aquellos proyectos que tenemos en marcha online, y para los que es más óptimo avanzar de forma de presencial. Como ya es costumbre, hemos contado con la presencia de un experto, en este caso Laura Mateos, para trabajar habilidades transversales que en cada jornada intentamos mejorar, en este caso hemos trabajado comunicación no verbal.

Las jornadas también nos han servido para seguir conociendo los últimos avances de la formación oficial de GTD en España, de la mano de nuestro compañero de la red y Master Trainer de la David Allen Company, Jeronimo Sanchez.

Puedes conocer más de estas jornadas leyendo las crónicas de Antonio José Masiá, David Sánchez, Jerónimo Sanchez, José Miguel Bolivar y Paz Garde.

Uno de los retos que tenemos en la red, y mío propio como ya indicaba en este post, es hacer con sentido, y gran parte del sentido de lo que hacemos lo define el carácter artesano de lo que hacemos. En este sentido, es para mí una validación de peso, las palabras de un ARTESANO con mayusculas, como es Julen Iturbe, que sin duda indican que vamos por buen camino. Muchas gracias.

Grandes y apasionantes retos de aquí a diciembre, de cara al año 2017, año de la efectividad. Seguimos avanzando.