Resultados

#SAR: Por qué el universo conspira para que consigas resultados

Universo-conspira-resultados¿Como recibimos los estímulos?

Imagino que alguna vez te habrá ocurrido que, si muestras interés por algo, de repente empiezas a encontrar aquello que te despertó interés por todos sitios. Este hecho es producido a consecuencia de una de las funciones del sistema de activación reticular. Últimamente es muy llamativo en anuncios de internet, donde las compañías, conocedoras de esta circunstancia, la aprovechan para dirigir sus anuncios de forma más adecuada a los consumidores.

A lo largo del día, a pesar de que no somos conscientes, recibimos millones de estímulos. Estos estímulos son filtrados por el sistema de activación reticular con el objetivo de emplear de manera selectiva la información, seleccionando aquello que consideramos relevante, y descartando lo que tiene menos interés. Hay interesantes estudios que analizan como ese filtrado previo de la información se produce de manera inconsciente, unos milisegundos antes de que el propio consciente pueda actuar. De alguna manera, ya hemos predecidido, antes de poder decidir realmente.

Estadísticamente te encuentras la misma cantidad de esos estímulos que llaman tu atención que antes, solamente que si en este momento tienes la atención puesta en eso, se favorecerá la recepción de dichos estímulos de manera consciente.

Definiendo resultados

Es aquí donde radica la importancia de tener claros cuáles son los resultados que quieres conseguir. Si el sistema de activación reticular funciona centrándose en aquello en lo que tenemos especial interés, parece evidente que si no tienes claro que resultados pretendes obtener, la potencial utilidad de este sistema disminuye. Si no tenemos nada en que fijarnos, tu sistema vagará errante hacia todo aquello que en ese momento le llame la atención, independientemente del valor real que de forma consciente tenga.

Conclusión

Definir cuales son los resultados que queremos alcanzar, además de aportarnos claridad acerca de lo que queremos, ayuda a prestar atención a las oportunidades que nos surjan para conseguirlo. El viejo dicho de que cuando quieres de verdad algo, el universo trabaja para que lo consigas, tiene su explicación aquí, pero en este caso no es el universo, sino tu sistema de activación reticular, el que trabaja para que lo consigas.