SAR

#SAR: Por qué el universo conspira para que consigas resultados

Universo-conspira-resultados¿Como recibimos los estímulos?

Imagino que alguna vez te habrá ocurrido que, si muestras interés por algo, de repente empiezas a encontrar aquello que te despertó interés por todos sitios. Este hecho es producido a consecuencia de una de las funciones del sistema de activación reticular. Últimamente es muy llamativo en anuncios de internet, donde las compañías, conocedoras de esta circunstancia, la aprovechan para dirigir sus anuncios de forma más adecuada a los consumidores.

A lo largo del día, a pesar de que no somos conscientes, recibimos millones de estímulos. Estos estímulos son filtrados por el sistema de activación reticular con el objetivo de emplear de manera selectiva la información, seleccionando aquello que consideramos relevante, y descartando lo que tiene menos interés. Hay interesantes estudios que analizan como ese filtrado previo de la información se produce de manera inconsciente, unos milisegundos antes de que el propio consciente pueda actuar. De alguna manera, ya hemos predecidido, antes de poder decidir realmente.

Estadísticamente te encuentras la misma cantidad de esos estímulos que llaman tu atención que antes, solamente que si en este momento tienes la atención puesta en eso, se favorecerá la recepción de dichos estímulos de manera consciente.

Definiendo resultados

Es aquí donde radica la importancia de tener claros cuáles son los resultados que quieres conseguir. Si el sistema de activación reticular funciona centrándose en aquello en lo que tenemos especial interés, parece evidente que si no tienes claro que resultados pretendes obtener, la potencial utilidad de este sistema disminuye. Si no tenemos nada en que fijarnos, tu sistema vagará errante hacia todo aquello que en ese momento le llame la atención, independientemente del valor real que de forma consciente tenga.

Conclusión

Definir cuales son los resultados que queremos alcanzar, además de aportarnos claridad acerca de lo que queremos, ayuda a prestar atención a las oportunidades que nos surjan para conseguirlo. El viejo dicho de que cuando quieres de verdad algo, el universo trabaja para que lo consigas, tiene su explicación aquí, pero en este caso no es el universo, sino tu sistema de activación reticular, el que trabaja para que lo consigas.

Sistema de Activación Reticular (I): ¿Tienes miedo al silencio?

Sistema-Activacion-ReticularEl silencio es el ruido más fuerte, quizás el más fuerte de los ruidos. Miles Davis

¿Tienes miedo al silencio?

¿Alguna vez has vivido una circunstancia en la que te hayas visto implicado en la organización de una boda, un evento en el que participas, el lanzamiento de un producto, o una campaña de publicidad?

¿Has experimentado un flujo de llamadas, correos, reuniones mucho mayor de los habituales como consecuencia de los casos anteriores?

¿Recuerdas el ritmo vertiginoso de los días previos ultimando los detalles? ¿Qué tal descansabas esos días?

Me gustaría que pensaras como viviste el acontecimiento, pero sobre todo que pensaras como te sentiste una vez que pasó todo.

Independientemente del resultado, una de las consecuencias que suelen aparecer los días posteriores es una cierta situación de calma por la vuelta a la “normalidad”. ¿Puedes imaginarte que pasaría si estuvieras así de forma permanente si estuvieras siempre así y nunca pudieras volver a la “normalidad”? ¿Es esa tu “normalidad”?

En esa situación de calma por la vuelta a la rutina, y sobre todo si puedes permitirte bajar un poco el ritmo, puedes llegas a notar cierta sensación de vacío. El ajetreo previo al acontecimiento, el estar permanente pendiente de los diferentes detalles que suponen un acontecimiento de estas características, hacen que el silencio genere intranquilidad. El responsable de esa situación es el Sistema de Activación Reticular

¿Qué es el Sistema de Activación Reticular (SAR)?

El Sistema de Activación Reticular (SAR) es una región amplia del cerebro que incluye a la formación reticular y sus conexiones, responsable de la regulación del estado de vigilia y las oscilaciones diurnas/nocturnas.

Entre otras, el Sistema de Activación reticular coordina la respuesta a nivel cardiovascular, respiratorio, motor, etc. de los estímulos externos filtrando la información recibida, y centrándose en hechos concretos. El SAR es el responsable de alertar de circunstancias extraordinarias. Esta función fue muy útil a nuestros antepasados hace millones de años para huir de depredadores cuando percibían un olor diferente, u oían un ruido extraño para evitar ser devorados por un animal, por ejemplo.

En la actualidad sin embargo, en las situaciones que exponía al principio nos genera una falsa alerta provocada por la cotidianidad generada. Si vivimos en una alerta permanente, hasta el punto de que esta alerta llega a ser “cotidiana”, estamos contribuyendo a que el descanso, y la desconexión necesaria para poder recuperarnos y rendir, sea considerada como un estado extraordinario, y susceptible de activar una alerta en el SAR, alimentando un círculo vicioso que nos impida la necesaria desconexión total, para tener un descanso adecuado y una correcta recuperación. Las continuas alarmas y notificaciones tan comunes en nuestros días, tampoco ayudan mucho.

Conclusión

El permanente estado de alerta dificulta la desconexión adecuada. Es necesario alternar periodos de desconexión total si queremos tener una capacidad de concentración adecuada. En los próximos post seguiré hablando del SAR, y dando algunas pautas para mejorar la efectividad gracias a él o a pesar de él.

By | 2018-05-08T21:47:02+02:00 8 mayo, 2018|Categories: Sistema Activación Reticular|Tags: , , , |0 Comments