vaciar

Errores al poner en marcha GTD 03: Vaciar tu mente a medias.

ConcentraciónUno de los resultados mas potentes que aporta la metodología GTD es la capacidad de vaciar la mente. Cuando tienes la mente vacía eres capaz de dedicarte plenamente a la tarea que tienes que realizar en ese momento, sin mas preocupaciones que la de acabar la tarea que tienes entre manos. En el trabajo del conocimiento siempre tenemos otras opciones que , por algún extraño motivo, nos parecen mas interesantes cuando tenemos una tarea de esas que solemos posponer y que solo realizamos cuando las fechas de vencimiento se nos echan encima, seguro que os suena esto, ¿verdad?

Esta circunstancia nos ocurre principalmente porque no tenemos un lugar fiable donde almacenar esas tareas pendientes y el cerebro intenta recordárnoslas para que no se nos olviden, normalmente en los momentos menos adecuados para su realización, fundamentalmente como forma de evadir la tarea actual.

Poder realizar las tareas, sobre todo las mas tediosas, plenamente centrado en ellas, supone un antes y un después en la productividad personal.

Conseguir que todas esas ideas no nos ronden por la cabeza es fácil, si adquieres el habito de capturar todas esas ideas y almacenarlas en un lugar adecuado. De esta manera conseguirás rescatarlas cuando realmente sea el momento optimo de hacerlas, y sobre todo lo mas importante, conseguirás centrarte en la tarea que tengas en esos momentos por delante. La clave de esto es que lograras hacer mejor las cosas, porque seguro que has experimentado esa sensación de estar plenamente concentrado haciendo una tarea. Es una sensación inigualable, que irá unida a la sensación de saber que estas haciendo lo mejor de todas las opciones que tenias disponibles.

Para llegar a conseguir esa sensación de una manera sostenida, es imprescindible conseguir vaciar tu mente de todas las tareas que puedas tener pendientes, siendo imprescindible para vaciarla encontrar un lugar fiable donde recopilarlas, y que además sean introducidas todas en él. Si solo capturas en este sistema algunas, es porque o bien las tienes en otros lados, circunstancia que acarrea inseguridad a la hora de elegir tareas a realizar, y que se traduce en que, como no te fías del sistema seguirán rondándote tareas por la cabeza sin dejarte estar concentrado con la tarea que tienes por delante. Otra posibilidad es que decidieras no sacar todo de tu cabeza con lo cual el resultado será el mismo.

En resumen puedo decirte por experiencia que no sacar todo de tu cabeza es uno de los errores al usar GTD que mas ineficiencia provocan. Por lo tanto plantéate hacer un buen vaciado mental, unido al propósito firme de adquirir el habito de capturar todas las ideas que aparezcan por tu cabeza dentro de un sistema que te permita despejarla para poder estar concentrado en cada momento en lo que tienes que hacer.

By | 2016-04-22T13:43:12+02:00 2 febrero, 2015|Categories: Efectividad|Tags: , , , , , |0 Comments